Sin categoría

Crisis en la Democracia Cristiana

Rosa Angélica Sánchez Exredactora de la Cámara de Diputados

He seguido con profundo interés las consecuencias que ha acarreado para la Democracia Cristiana lo decidido en su junta. 
Desde que tengo memoria, la Democracia Cristiana era -tiempo pretérito- un partido que infundía respeto: la integraban personas cuya honestidad y liderazgo eran incuestionables. Eduardo Frei Montalva, Bernardo Leighton o Radomiro Tomic eran conspicuos militantes con características de liderazgo y dedicación que inspiraban respeto y admiración. 
Pero, debemos asumir la descarnada realidad: los militantes de la DC, salvo honrosas excepciones, dejan harto que desear. Cierto es que se le ha dado lugar a la participación femenina, y en el último tiempo tiempo han surgido figuras como Mariana Aylwin, Ximena Rincón y ahora Carolina Goic. 
Reconozco en Carolina Goic a una mujer potente, de mucho potencial y grandes condiciones de liderazgo, además de ser una guerrera que enfrentó una enfermedad hasta ganar la batalla. Es una mujer admirable, líder innata y de muchas condiciones que le permitieron llegar a representar una gran carta para aspirar a la Primera Magistratura de la Nación.
Consultada por el caso del diputado Ricardo Rincón y su ya conocido acto de abuso, violencia intrafamiliar y maltrato físico a su expareja, manifestó sin rodeos y sin un asomo de dudas que el “honorable” no debía presentarse a la reelección. Es más, señaló tajantemente que nadie que tuviera un historial dudoso en cuanto a su participación en actos constitutivos de delito podía siquiera pensar en postularse a un cargo de representación popular.
Pues bien, la Democracia Cristiana ha hecho tabla rasa con la declaración de la timonel del partido; no solo eso, sino que con su actitud de apoyar la candidatura de Ricardo Rincón para un nuevo período parlamentario, ha echado por tierra los valores y principios de un partido que se dice “cristiano”, demostrando que no le importa tener en el Congreso a un personaje abominable y al que toda la ciudadanía repudia. Y el señor Rincón ha demostrado que no tiene pudor, vergüenza ni decencia. Si tuviera principios y valores, no tendría cara para presentarse, y en un acto de dignidad póstuma, renunciaría a sus aspiraciones de volver a pisar siquiera el Congreso Nacional. Pero bien sabemos que el ansia de poder y el afán por el dinero destruyen todos los valores del ser humano.
La Democracia Cristiana, por su parte, ha mostrado su verdadera cara ante la ciudadanía. No respalda a su máxima dirigente, le da vuelta la espalda a su candidata a presidenta y la deja en la más absoluta indefensión. 
Adicionalmente, ha demostrado claramente que es un partido tremendamente machista, dominado y manejado por hombres que simulan, en una actitud hipócrita y condescendiente, concederle un lugarcito a las mujeres entre sus filas.
Triste y vergonzoso espectáculo el ofrecido por el que otrora fuera el partido político más importante de Chile, protagonista de grandes cambios en el país, y uno de los principales artífices de la reforma agraria.
No queda más que decirle a la señora Carolina Goic que su propio partido sepultó su candidatura y le ha propinado el peor golpe que pueda experimentar un líder: ha sido traicionada, y por sus más cercanos, por quienes en ella más confiaba. No quisiera encontrarme en su lugar, debe sentirse triste, frustrada y decepcionada. Lamentable episodio de la política nacional, que pasará a la historia como la peor traición hacia su propia abanderada.
En cuanto a Ricardo Rincón, espero que la ciudadanía demuestre respeto por las mujeres y no le conceda ni un voto. Si es elegido, será una demostración mas de que, como decía el principe Hamlet: “algo huele mal en Chile”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s