Sin categoría

Dos muertes, vergüenzas de nuestra historia.

Dr. Hernán Lillo Nilo médico traumatólogo, fundador de la Acción de Convergencia Cívica. Acción de Convergencia Cívica
Dr. Hernán Lillo Nilo, médico traumatólogo, fundador de la Acción de Convergencia Cívica.

Dos muertes que el tiempo y la justicia han demostrado que fueron  crímenes: las de los expresidentes Salvador Allende Gossens y Eduardo Frei Montalva.

En el caso de Allende, en enfrentamiento absolutamente desigual con dos oficiales del Ejército, donde fue cobardemente muerto. Luego llevado al salón Independencia y preparado un falaz suicidio. Se comprueba por las fotografías adjuntas, en las cuales el cuerpo vestido con un suéter, con sus dibujos, no presenta manchas de sangre, a pesar de las dos violentas descargas que conllevan gran destrucción de tejidos muy vascularizados. Ello es la más contundente manifestación de que esas dos descargas se hicieron cuando Allende ya estaba muerto. No hay sangramiento. Varios otros significativos detalles avalan esta realidad Su muerte se produjo en el tremendamente desigual enfrentamiento, que realmente constituye un verdadero crimen.

Hoy, después de una prolongada y acuciosa gestión de la justicia, después de muchos años, se concluye lo que ya la comunidad ha intuido o presumido desde hace tiempo con su sagacidad tradicional: El expresidente Eduardo Frei Montalva fue asesinado. Una gestión de la justicia que la enaltece y que ayuda a recuperar su credibilidad. Por ello, nuestro agradecimiento y respeto a ese prestigiado grupo de profesionales y funcionarios.

Este  alevoso y  tremendamente inhumano crimen,   fue morbosa y fríamente planificado por un  grupo de sujetos inmorales, ominosos  y desquiciados, a quienes toda la comunidad debe unánimemente repudiar, con  la esperanza de que sean ejemplarmente castigados y que  una atrocidad de esta naturaleza no se vuelva a repetir entre nosotros, de modo que no tengamos que  experimentar la vergüenza e ignominia en lo que fue, es y será nuestra democracia,  nuestra república.

Dos repudiables crímenes, fruto de mentes enajenadas con ansias de poder y de violencia que han agregado a su sórdida trayectoria de vida.

Nuestro unánime repudio a tan alevoso crimen, y nuestras  más profundas condolencias a la digna familia Frei Ruiz-Tagle.

 

1 comentario en “Dos muertes, vergüenzas de nuestra historia.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.