Sin categoría

Cejitas (poema)

 

Era bajo… le decían

el “cejitas“ Hernández

Se llamaba Luis

de cuello duro

puntas dobladas…

corbata  negra de  gran nudo…

abrigo  raído  de color

indefinido.

Cejas pobladas…largas

apoyadas

sobre los marcos de sus lentes

gruesos “potos de botella”

Parecía que había salido

en forma furtiva de una vieja

fotografía  del siglo pasado

a dar un paseo

y se había quedado

afuera del ancho marco dorado

porque le habían gustado

los niños nacidos

en el nuevo siglo

ya algo avanzado.

 

Fuiste mi profesor primario

Que me enseñaste de la mano

El camino de la vida…

El saber…

Aritmética…copia…poesía…

Caligrafía…todos los días…

Dictado…historia…ortografía…

Geografía…el mundo redondo

Igual para todos…

Lo moral…lo correcto…la verdad…

Lo honesto

Siempre te recuerdo…

Pero siempre triste…

Serio…preocupado

Quizás con qué angustia

De lo existencial

De tu hogar…de tu familia

Que quizás no tuviste…

Tal vez fuimos nosotros

Tu todo…tu razón de ser.

Pero nos diste todo

A pesar de lo cruel

Que como niños pudimos

Ser…

Don Luis, tú fuiste

El que esculpió la piedra angular

Del edificio de mi vida…

Gracias por todo

lo que tuviste que renunciar

en tu vida tan singular

para poder entregar

a mí…a muchos…a tantos…

a los demás…

Hernán Lillo N. Julio 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s