Sin categoría

Hugo Max Grove Fontaine

Por Dr. Hernán Lillo Nilo.

Ha fallecido, hace pocos días, un hombre de muchas virtudes, otro gran amigo más, como el “padre Pepo”. “Maco” un hombre prestigioso. Buen esposo y buen padre de siete hijas de su matrimonio con Eliana Paravic. Una hermosa familia. Miembro de una famosa e ilustre familia en nuestra historia, su padre, famoso cirujano y sus hermanos, los Grove.

“Maco”, creador y dirigente de uno de los primeros Centros de Rehabilitación Infantil, el “Pabellón Cooper “en el Hospital Deformes” en memoria de otro extraordinario médico, Lionel Cooper, víctima fatal de la Poliomielitis que el combatía.

El  colega amigo, uno de los primeros médicos del IST, junto a Luis Mondragón. Luego, su director durante muchos años donde guió y formó a muchos jóvenes médicos en su especialidad, con mucho éxito, hoy día en su desempeño profesional.

En el Servicio que creó y dirigía en el Hospital Deformes, inició como pionero en el país, la Cirugía en la escoliosis, deformidad de la columna vertebral, con gran éxito, que benefició a muchos niños y adolescentes y formó a médicos jóvenes. Además, integró el equipo internacional suizo AO de la osteosíntesis en fracturas. Ocupó cargos directivos en Sociedades Médicas.

Fue entusiasta y asiduo golfista. Lo acompañé varias veces en los hermosos “greens” de Granadilla.

Recuerdo las inolvidables veladas de conversación y música, en su acogedor hogar de la calle Los Ligustros, donde me recibió durante largos meses a mi regreso de California lo que agradezco por siempre.

No olvidaré los encuentros a degustar las sabrosas comidas en el restaurant Menzel de la calle Las Heras con los seis traumatólogos de esa época, después de nuestras reuniones en el “Traumatológico” los días miércoles y los partidos de palitroque en el Club Naval a continuación.

Fue un excelente amigo. Ejercimos profesionalmente mucho tiempo juntos. En el ejercicio de la cirugía demostró sus conocimientos, extraordinaria habilidad y criterio. A Maco, sus médicos discípulos, sus colegas especialistas y sus pacientes le debemos un amplio y gran homenaje público, que ya lo había propuesto con anticipación. Maco… la comunidad y el IST te deben mucho. Ésta sabrá perpetuar dignamente tu nombre.

Estuve en el templo, donde con bellos acordes de violín de un nieto, te despedimos.

Maco…descansa ya apaciblemente. Tuviste una hermosa vida y nos has dejado mucho.

1 comentario en “Hugo Max Grove Fontaine”

  1. Muy triste con la noticia de la muerte de Maco
    Fui su paciente , 2 veces fui operada por Maco.
    Con resultados excelentes.Le guardo mucho cariño.
    Vivo en Brasil y cuando estaba aún ejerciendo , siempre que iba a Chile lo iba a visitar en Viña y a me consultar.Les mando mis condolencias a la familia y amigos. Maco descansa en Paz
    María Cecilia Carrion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s