FERNANDO PEDRO ZULEN ESPINOZA

Semblanza de un antiguo periodista

 

Fernando Pedro Zulen nació en Valparaíso el 26 de Marzo de 1929, su padre fue César Zacarías Zulen Aymar, emprendedor gastronómico, especialista en comida cantonesa, de ascendencia asiática, su madre fue doña Ester del Carmen Espinoza.

Es considerado uno de los periodistas más longevos de Chile, cumpliendo a la fecha 89 años de edad. En lo familiar es viudo, fue casado con la señora Emma Religh, quien falleció trágicamente en un accidente al chocar y volcar un bus de la empresa “Igi-Llaima”, en los años 50. Tuvieron dos hijas, Emma y Pilar del Carmen Zulen Religh, quienes al fallecer su madre tenían 9 y 6 años respectivamente, asumiendo Pedro Zulen su cuidado y educación. Actualmente ambas viven en Frankfurt, Alemania, Emma finaliza estudios de medicina y Pilar es traductora e intérprete. En la V región solo tiene dos sobrinos, radicados en San Felipe, César Cesin y Romina Silvana Zulen Barrera.

A los 6 años parte con sus padres al Perú, su progenitor siempre trabajando en el rubro gastronómico y atendiendo a la numerosa colonia china en el vecino país. De pequeño le agradó la lectura motivado por su padre, gran lector y a los 15 años ya escribía poemas.

Su gusto por leer y escribir le llevó a estudiar Periodismo en la Universidad de San Marcos, de Lima, Perú, logrando graduarse 5 años después, no puede doctorarse como deseaba por problemas económicos de sus padres, ingresa a la Federación de Periodistas del Perú, incursiona en radioemisoras limeñas, hasta que conoce al candidato presidencial peruano, Raúl Belaúnde Bedoya, quien lo contrata como su asesor de prensa luego de que el periodista le entrevistara para la revista “Caras” del Perú, y debe acompañarlo en numerosos viajes.

El buenmozo candidato tiene su propio programa de televisión llamado “Forum popular”, asesorado por Pedro Zulen y cuando se ausenta debe reemplazarlo conduciendo el programa y seleccionando invitados.

Raúl Belaúnde es invitado a conocer Brasilia, la nueva capital del Brasil diseñada por el famoso arquitecto Oscar Niemeyer, le señala a Pedro que está vez no podrá acompañarlo porque lleva demasiados invitados en el avión, especialmente militares, quedando el periodista en tierra. Gracias a eso Pedro Zulen ha cumplido 89 años porque el avión de “Varig” cae en medio de la selva del Matto Grosso, pereciendo calcinados su 70 pasajeros, incluido el candidato presidencial.

En su estadía en Perú, en el Cuzco y más tarde de visita en Cochabamba, Bolivia pudo conocer al comandante Ernesto “Ché” Guevara, donde el legendario guerrillero fue traicionado por los solapados indígenas bolivianos y entregado a las tropas que le daban caza.

Trabaja luego para el diario “El Comercio” de Lima, creado por Francisco Miró Quezada y se dispone a regresar a Chile.

En Arica escribe para los semanarios “Impacto” y “Reflejos” ya desaparecidos.

De vuelta al centro del país, trabaja para radios “Nuevo Mundo” y “Portales” de Santiago y al radicarse en la Quinta Región escribe en el Semanario “El Despertar” de Limache y conduce dos programas de radio en la emisora “Fundación” dirigida por Guillermo Morera Canossa: “El reportero Zulen informa” y luego “Mas allá de las palabras”.

Fernando Pedro Zulen Espinoza, ha desarrollado una extensa trayectoria periodística, como ya hemos visto en radio y televisión como también en la prensa escrita y en revistas especializadas, cuando le conocí yo dirigía la revista “ADUANPORT”, con artículos periodísticos y técnicos sobre la actividad aduanera y portuaria, donde Pedro aportó numerosos trabajos bien documentados y escritos con su cuidada redacción y excelente ortografía.

Nos conocimos en los años 80, en circunstancias difíciles, yo acababa de ser exonerado del Servicio de Aduanas, siendo Presidente Nacional de su centenario gremio, la ANFACH, por denunciar en radio “Cooperativa” las falsedades del Plan Laboral del entonces Ministro del Trabajo de la Dictadura, José Piñera Echenique. Vivía entonces en un céntrico edificio porteño “Los Libertadores” de calle Freire con Avenida Pedro Montt, frente al Parque Italia, caía la noche y una incipiente llovizna, cuando salí a pasear a mi mascota, el travieso “Nino”, cuando con sorpresa vi dormitando sobre uno de los bancos de la plaza a una persona de rostro conocido, era mi colega Pedro Zulen, sin duda pasando por un momento crítico de su existencia. Lo desperté y llevé a mi cercano domicilio, donde junto con mi esposa de entonces Priscilla y mis dos hijos, le acogimos por varios meses, hasta que se recompuso como persona y como periodista, iniciándose una larga amistad que ha perdurado hasta hoy.

Ahora ya mayor, pero porfiado y orgulloso como siempre, exigió que el Consejo Regional del Colegio de Periodistas de Chile, le reconociera sus 55 años de profesión, ya que el diploma que le fue entregado antes por “más de 20 años” consideró que no le hacía justicia, lo que este consejo entendió y es el motivo principal que motivó una ceremonia especial el 19 de Octubre pasado, donde leímos esta semblanza que él agradeció con un emotivo discurso.

Celoso de su profesión y de su pertenencia a nuestra organización, está siempre preocupado de tener sus cuotas y su credencial al día, votando en todas las elecciones gremiales cuando su salud lo permite, un verdadero ejemplo para las nuevas generaciones.

Periódicamente compartimos un café en el “Melbourne” de Plaza Sotomayor y a veces un almuerzo donde pese a su aguda sordera y dificultades de desplazamiento, propias de su avanzada edad, cuenta sus andanzas por Chile y otros países como Perú y Bolivia, desde donde aún conserva un ligero acento.

Le obsesiona la idea de la muerte, aunque le he convencido que eso solo depende de Dios, en quien Pedro cree firmemente, siente que las fuerzas se le van pero sigue adelante, siempre escribiendo, visitando a sus amigos en el Centro Cultural IPA, en la Intendencia Regional, en la Dirección Nacional de Aduanas y controlándose en el CESFAM de Plaza Justicia, luego se recoge temprano a su habitación en la Avenida Francia, en las cercanías del liceo “Eduardo de la Barra” viajando en los hoy amenazados “trolebuses”.

Así va por la vida Pedro Zulen Espinoza, no sabemos si caminará hasta el siglo, pero al menos el Consejo Regional del Colegio de Periodistas de Valparaíso le hizo justicia reconociendo su larga trayectoria profesional como siempre quiso y que exhibe con orgullo.

Daniel Lillo Cuadra. 

Vicepresidente regional Valparaíso, Colegio de Periodistas de Chile.

Premio Municipal de Periodismo, Valparaíso 2018.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s