ACC, Daniel Lillo Cuadra, Sin categoría, Sociedad

El Día de la Prensa ¿CONMEMORACIÓN O CELEBRACIÓN?

En la fecha en que se recuerda la creación del primer periódico nacional “La Aurora de Chile” quizás la palabra más apropiada sea conmemoración porque es poco lo que los periodistas chilenos tenemos que celebrar.

El 13 Febrero es considerado el Día de la Prensa chilena, cuando como presidente regional del Colegio de Periodistas en un discurso pronunciado en la Avenida Brasil de Valparaíso, junto al monumento que le recuerda, dijimos que Fray Camilo Henríquez había transformado “la pluma en una espada”, hoy nos preguntamos si “la espada se ha transformado en una pluma”, por el poco peso, la poca gravitación que no solo el Colegio de Periodistas, sino que en general los Colegios Profesionales, tienen en la actualidad, producto de que sus facultades fueron cercenadas en 1981 por el DL N° 3.163 al perder la colegiatura obligatoria y el control ético de las profesiones y ser transformados en simples asociaciones gremiales, dejando de ser Corporaciones de Derecho Público.

Si esas facultades se mantuvieran en pie, cuando la libertad de expresión se estrelló con el respeto a la honra de las personas en el bochornoso caso de la revista “Qué Pasa”, el tema se pudo tratar y resolver en un Tribunal de Etica del Colegio de Periodistas, con verdaderas atribuciones para sancionar abusos periodísticos. Sin colegiatura obligatoria ¿cómo se puede sancionar a periodistas no colegiados, que a veces obligados por la línea editorial de los medios en que sirven, entregan informaciones erróneas o tendenciosas? Las que hoy llamamos “Fake News”. No son los tribunales de justicia o la criminalización con penas de cárcel el remedio para tales males.

A pesar de todo, a pesar de la lentitud con que el Gobierno y el Parlamento, donde hemos logrado establecer una Bancada Transversal por la Democratización de las comunicaciones, tratan materias de la trascendencia como las modificaciones a la Ley de Prensa o la nueva ley de Colegios Profesionales, a los horarios abusivos que permite el Artículo 22 del Código del Trabajo, a las agresiones a periodistas que cubren manifestaciones públicas, nuestra organización profesional ha logrado mantener flameando la bandera de la libertad de expresión, la bandera del derecho de la comunidad a estar informada en forma veraz y objetiva, la bandera de luchar por una prensa y por medios de comunicación diversos y pluralistas que representen a todas las corrientes de opinión de nuestro país, lo que hoy se ve condicionado por la concentración de medios.

Una nueva Constitución debe necesariamente garantizar el Derecho a la Comunicación que englobe la libertad de expresión,  la libertad de prensa y el libre acceso a la información, como hemos planteado en los Encuentros Participativos locales que nuestra orden profesional ha organizado a lo largo del país, incluído por supuesto Valparaíso.

Es cierto que existen honrosas excepciones en algunas radioemisoras, centros de investigación periodística, algunos artículos y columnas en los medios tradicionales y especialmente en los  numerosos diarios electrónicos y las redes sociales que han abierto el espectro informativo a distintas opciones de opinión, pero sin el peso y sin la regulación de los grandes medios, que en nuestro país sirven a determinados intereses políticos y económicos.

Reconocemos lo difícil que es mantener estos medios, sin ser condicionados por el origen del avisaje, fundamental para su subsistencia, pero ello no impide que hagamos un llamado a la ética profesional de los periodistas que se desempeñan en ellos para privilegiar la verdad por sobre imposiciones de política editorial.

En esta ocasión queremos destacar, que el Colegio de Periodistas de Chile, legalizado por la Ley 12.045 de 1956, fue incubado en Valparaíso, en el seno del Círculo de la Prensa porteño, fundado en 1923, por un grupo de periodistas de los Diarios “El Mercurio” de Valparaíso, “La Estrella” y el desaparecido diario “La Unión”, colegas que en un rol pionero  formaron la Caja de Previsión de Empleados Públicos y Periodistas, hoy en el IPS, realizaron la primera Convención Nacional de Periodistas en 1933 y presentaron el proyecto que se materializaría en la señalada Ley N° 12.045 que creó el Colegio de Periodistas de Chile.

Daniel Lillo Cuadra

Vicepresidente Regional Valparaíso

Colegio de Periodistas de Chile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.