NuevoPactoSocial

UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA PARA CHILE

Que la ciudadanía haya conquistado el derecho de tener una nueva Constitución, como elemento central de las demandas sociales, es la noticia más importante que hemos tenido después de casi 30 años, en que ha existido una convivencia social plagada de injusticias, amarrada a un sistema neoliberal odioso, de privilegios inaceptables de grupos sociales minoritarios, sobre la gran mayoría de la población. Todo lo anterior demostrado a través de muchos indicadores sociales y económicos, aceptados nacional e internacionalmente (1, 2, 3, 4). El sistema descrito se ha apoyado en la estructura y actores del estado, y de una forma de hacer política funcional al sistema, derivada de una Constitución pensada para esos fines y su perpetuidad.

Si bien las demandas sociales apuntan a cuestiones concretas que podemos resumir como más y mejor: salud, educación, transporte, vivienda, previsión, salarios, y otros, todos los cuales en promedio han mejorado durante los últimos años, solo que la repartición ha sido demasiada injusta , con un incremento del costo de la vida y una disminución abrupta del nivel de ingresos al pensionarse, un fenómeno que debiera ir en aumento en el futuro de no haber cambios sustanciales al actual sistema de pensiones. Esto ha generado un país con sociedades muy distintas, compuestas por los pocos que ostentan los grandes beneficios y la gran mayoría muy distante del acceso al desarrollo y sobre-endeudados por tratar de mantener, en algunos casos, una imagen de prosperidad y en otros, simplemente para sobrevivir.  Generando grupos sociales segregados geográficamente, conespacios de convivencia muy distintas.

¿Que sustenta la injusticia que se observa en  la actual convivencia en nuestro país?: la invisibilización y desconsideración más absoluta de las poblaciones más vulnerables; la discriminación por clases sociales; indolencia por mejorar el bienestar de la gran mayoría; la privación a una mayoría  del acceso a los beneficios del progreso de la sociedad; el estímulo al individualismo; al ascenso social y económico competitivo cuyas herramientas son el poder de los recursos monetarios y la pertenencia a una clase social privilegiada; naturalizando que hay mínimos salariales, de educación, de vivienda, salud, etc, indignos.

Injusticia que el sistema normaliza (el estado, sus instituciones, la clase dirigente e incluso el sistema político), pero que el ciudadano a pie, ha percibido y ha dicho: “esto tiene que cambiar” y lo ha expresado de una de las formas más elocuentes que tiene una sociedad, la movilización social en la calle, copando todos los espacios y mostrando su demanda por una democracia participativa.

Por otro lado, cuando la palabra democracia es usada por políticos, autoridades de gobiernos, instituciones diversas, grupos sociales, como un valor que avala sus posturas, argumentos y otros, es que muchos no entienden lo que es democracia y cuál es la condición básica en que se sustenta, por lo tanto, es muy necesario revisar las bases de una convivencia democrática

La tarea es comprender, manejar y enseñar, cuáles podrían ser estos pilares que son propios de una convivencia democrática.  ¿Porque son importantes estos pilares en la discusión de una nueva constitución?, ¿Se pueden explicitar estos fundamentos en la nueva constitución?

1.- ¿Cuáles podrían ser los valores a los cuales tender en estos pilares de una convivencia democrática?

Tengamos presente que todo lo que dirige nuestras acciones, nuestra vida, son las emociones y sentimientos que albergamos, la racionalidad solo es para ayudarnos a interpretar las emociones y sentimientos en la convivencia con nuestros pares y el entorno (el medio ambiente). Son estas emociones que se traducen en valores de nuestra vida cotidiana y es el mundo de las ciencias biológicas que las ha constituido en los pilares de una convivencia, a través de observar una de la más básica e importante convivencia de la humanidad, la familia, cual sea su forma o constitución o el contexto histórico en que se da (5)

El respeto, o la legitimidad del otro, son la consideración y aceptación del otro como otro, sin querer o presionar que sea distinto.

La ética en todas las acciones de la vida, se desea y/o se generan condiciones para el bienestar del otro u otros, hay preocupación por no hacerle(s) daño.

La equidad, es la cualidad que se relaciona con recibir o entregar lo que cada individuo se merece en función de sus méritos, condiciones y/o esfuerzo y no ser favorecido en perjuicio de otro u otros.

La honestidad, es la conducta transparente en las acciones y que lo que se dice en las relaciones interpersonales, es verdad. Es actuar acorde a las normas sociales. 

La cooperación en laconvivencia: es la relación entre las personas en que las acciones individuales, aunque beneficien al individuo, también son orientadas a buscar beneficios de otros miembros de la sociedad, en la que todos salen beneficiados.

La reflexión en espacios familiares y sociales: es un proceso natural del pensamiento humano en el que se analizan, interpretan, aclaran y relacionan ideas, sentimientos y se alcanzan conclusiones.

El espacio de reflexión es el que se puede dar en un dialogo con otros y para esto es necesario encontrarse en el lenguaje, en todas sus formas, verbal, no verbal o kinésico, es decir, no solo escrito, el que puede generar la sensación de comunicación, pero que no logra transmitir sentimientos y emociones, no sabiendo si el otro recibió tu mensaje, como lo interpretó y cuál es su respuesta emocional primaria.

Todos estos valores, que los individuos conocemos desde las más primarias relaciones de nuestra vida, se desarrollan cuando existen condiciones favorables, o al revés se deterioran si el ambiente o la realidad del desarrollo personal es adverso. Es decir, primero la familia y posteriormente la sociedad son, en gran medida, responsables de nuestras conductas en una convivencia democrática.

Como consecuencias del vivir los valores mencionados se dan otros valores de convivencia cuando reflexionamos en lo social y en el entorno: La solidaridad, la justicia, la confianza, la inclusión, la dignidad.

Por lo tanto, debemos insistir que un espacio de convivencia democrática, es el que permite que se desarrollen, se reconozcan y se actué de acuerdo a los pilares antes mencionados. Cuando estos se debilitan, se debilita la democracia e incluso basta que alguno de ellos esté ausente para que se empiece a comprometer la convivencia. Es así como el modelo neoliberal impuesto en Chile, a través de sus principios, va destruyendo todo lo que constituyen los pilares de la convivencia democrática.

El individualismo, no promueve la cooperación, la solidaridad, la inclusión, la ética y la equidad.

La competencia entre personas, promueve que el otro sea el referente, anulando su propio referente, es al que hay que ganar o simplemente quitarlo del juego de la interacción social.

El clasismo y la segregación, que es producto del individualismo y la competencia

El dogmatismo, se da cuando no hay reflexión y aceptación emocional de los argumentos o posiciones de otros.

Cuando en un modelo socioeconómico no están los pilares de la convivencia democrática, señalados anteriormente, tenemos un sistema en que impera la falta de respeto, la deshonestidad, lo anti-ético, lo inequitativo, la injusticia, la discriminación, la desconfianza, la descalificación, la competencia sin sentido, el dogmatismo y el clasismo.

Son tiempos de trabajar por una convivencia democrática. No más demócratas en el discurso, pero anti-convivencia democrática en la práctica, que son muchos y están en cualquiera de las ideologías y propuestas anti-ideológicas.

Pensar, desde la convivencia democrática, la salud, la educación, la vivienda, el salario producto del trabajo, la previsión, el transporte, y todo lo que constituye a una sociedad, podrá construir un país con identidad, más justo, más solidario, en donde haya respeto, ética, honestidad, equidad, no discriminación, más confianza, una sociedad con una democracia participativa de la que nos sintamos orgullosos, creada por todos, para todos y para las futuras generaciones.

Juan G. Reyes

Manuel Espinoza

1Encuesta Suplementaria de Ingresos 2010-2015- Distribución de los Ingresos en Chile- Subdirección Técnica, INE, Enero/2017,

2Gonzalo Durán y Marco Kremerman: Desigualdad en Chile: el problema es el 1% más rico (https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2012/04/02/desigualdad-en-chile-el-problema-es-el-1-mas-rico/)

3https://radio.uchile.cl/2018/08/21/casen-2017-la-escandalosa-inequidad-en-la-distribucion-del-ingreso/

4https://es.inflation.eu/tasas-de-inflacion/chile/inflacion-historica/ipc-inflacion-chile.aspx

5https://www.youtube.com/watch?v=3rEwfv4kZ-U

#estallidosocial

#chiledesperto

#nuevopactosocial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .