NuevoPactoSocial

LA MUERTE QUE ENLUTA A VALPARAÍSO

VALPARAÍSO Y LA ACTUAL CRISIS SOCIAL.

Acción de Convergencia Cívica, atento a los acontecimientos que vive Valparaíso, viene a expresar una vez más, y a denunciar los graves hechos de violencia y saqueo que afecta a la ciudad Patrimonio de la Humanidad y ciudad símbolo del desarrollo económico y cultural del siglo XIX y gran parte del XX.

ACC, ha considerado la idea de relevar y visibilizar el ” daño posiblemente irreparable que experimenta la ciudad puerto”, tan injustamente vandalizado en su patrimonio, en su comercio, en sus instituciones, dejando sus actividades cotidianas en un estado de parálisis de muy difícil recuperación.

No parece casualidad la destrucción total de las calles Condell, Esmeralda, Uruguay, afectando de paso a todos los porteños, sus fuentes de trabajo, sus servicios básicos, supermercados, farmacias, bancos, en total 140 actividades. Bajo la ira de las turbas sufrieron calles, avenidas, mucho inmobiliario de la ciudad, monumentos históricos como el Arco Británico, patrimoniales como el Edificio de El Mercurio, religiosos como la Catedral. Devastadores han sido los incendios y asaltos a construcciones típicas porteñas, lo que ha obligado a “enlatar”, y acorazar fachadas a modo de cárceles, tratando de proteger lo poco que se ha salvado, poniendo máscaras a la cara de Valparaíso, a sus fachadas, su patrimonio, sus servicios públicos, entre otros.

El escenario descrito constituye en su conjunto la destrucción de una ciudad que ha sido privada de recursos y saqueada sistemáticamente durante 46 años, a partir de la dictadura de Pinochet.

En el 2004, el Estado de Chile obtuvo ante la UNESCO la declaratoria de Valparaíso como Sitio del Patrimonio Mundial, es decir, una ciudad representativa de la cultura de un período de la humanidad que debe ser debidamente preservada. Valparaíso es la única ciudad chilena en esta categoría, las otras declaratorias corresponden a parques nacionales o lugares no habitados, como las salitreras.

Valparaíso es una ciudad imagen país, paradigma de un capital estratégico para el desarrollo de Chile, por su liderazgo, “lo que significó, para el transporte marítimo antes de la apertura del Canal de Panamá, la instalación de los primeros bancos ingleses, la Bolsa de Valores, el Primer diario El Mercurio, el primer trasplante al corazón, el primer canal de televisión, el primer equipo deportivo Wanderers, y otros records”,

Desde la dimensión política, Valparaíso asumió hace ya 40 años que la ciudad la regula el mercado sin contrapesos reales ni estrategias de largo plazo. El Estado tiene un tímido rol normativo y subsidiario, en consecuencia, si no hay mercado, sin índices macroeconómicos, la ciudad irá progresivamente decayendo en sus dinámicas sociales y económicas, perdiendo su legítima calidad de capital cultural y de un admirado puerto turístico.

Con el estallido social de octubre de 2019, que ha afectado a Chile en su conjunto, “se ha privilegiado desplegar recursos para reprimir en forma generalizada“; “no ha habido a nuestro juicio, el mismo tipo de despliegue y preocupación con el patrimonio, lo cultural, con el espacio público, con el comercio”, por el diálogo social descentralizado, propuestas concretas.

ACC hace un llamado a las autoridades Regionales y al Ministro del Interior, en detener a la brevedad la violencia, los saqueos y la destrucción del patrimonio cultural de la Ciudad, como requisito básico para iniciar su reconstrucción física y anímica. Sin lo cual no será posible salir de la cruenta crisis social que nos afecta como sociedad y que compromete nuestra sustentabilidad como cultura.

Solicitamos al Intendente Regional, Sr, Jorge Martínez que, en calidad de urgente, convoque a una mesa de trabajo intersectorial y supra-partidario, con la presencia de senadores, diputados, invitación a las Universidades de la ciudad, a la CUT y demás organizaciones sociales, a empresarios y comerciantes de Valparaíso, a buscar soluciones y elaborar una agenda  para acometer acciones concretas y en conjunto.

Las grietas de Valparaíso se escuchan todos los días, en particular la viga maestra de su corroído constructo cultural asignado por el neo-liberalismo chileno.

Luis Chandía Ruiz

ACC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .