Sin categoría

Pandemia y Educación: Una Perspectiva Histórica e Ideas a Futuro

Impacto de la Pandemia en la Educación Chilena: Perspectiva histórica e Ideas a futuro

Al iniciar el presente texto, que intenta aproximar explicaciones del actual estallido social en proceso, y adicionalmente la pandemia originada por el Covid-19, no se puede soslayar el contexto político que rodeó a la dictadura de 1973 en Chile, en referencia a los poderes del Estado, con un Congreso cerrado, un poder Judicial parcial y ciego ante la violación de Derechos Humanos, el ejecutivo compuesto por Militares y Fuerzas Armadas. Adicionalmente, centros clandestinos de tortura y muerte para los opositores al régimen de Pinochet. Es éste el escenario ideal que “organizó” el dictador, para instalar un modelo inimaginable para una Democracia en cualquiera parte del mundo, que además no contó con ningún tipo de libertad. Sin prensa ni oposición y debate ante el “desposte” de Chile, que tanto le costó a buenos gobernantes y a un pueblo consciente de sus conquistas sociales.

La reforma impuesta por la Junta Militar, fue una reforma brutal que liquidó muchas industrias, pymes y empleos. Pinochet no solo terminó con vidas, también creó desigualdad, estructuras desiguales que constituyen un lastre hasta hoy, como señalan, Efrench-Davis, y María Olivia Monckeberg entre otros. La educación pública chilena fue víctima de un asesinato y de un plumazo, se instaló la Municipalización y la privatización masiva del sistema escolar formal, y la liberalización de la Educación Superior y Técnica creando las Universidades privadas, institutos profesionales y centros de formación técnica, todos estos con fines de lucro a pesar de la Ley de carácter constitucional que lo prohíbe.

En el intento de encontrar la lógica que ayude a comprender lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo, aparece el grave deterioro en la calidad, deterioro socio-cultural y financiero en la educación pública y evidenciado en las continuas protestas de los estudiantes y profesores que lo venían señalando desde los 80 hasta hoy; a nivel Nacional, Regional y Local, el déficit municipal, las deudas de pagos previsionales de los profesores, las deudas acumuladas por los créditos, el financiamiento compartido y la discriminación y segregación escolar más violenta que ha vivido la sociedad chilena.  (Un sello instalado por la educación privada subvencionada, es la selección, o separación de niños, por rendimiento, en algunos casos por situación legal de los padres o nivel socio-económico).

Son innumerables los ejemplos, que dan cuenta de lo injusto que ha sido el orden social implementado por la dictadura Militar. Una de las más comentadas post 18 de octubre es la del Programa de P.N.U.D que, en su publicación Desiguales, editada en 2017, ratificó que el 33% del ingreso que genera la economía chilena, lo capta el 1% de la población. Y, a su vez, casi el 20% se lo lleva el 0,1% más rico, la segmentación socio-cultural del sector es dramática, se ha creado una especie de “Apartheid”, profundizando la desigualdad entre los chilenos, olvidando que el sistema Educacional chileno en su legado histórico logró integrar a las familias bajo el techo de la Escuela, Liceo y Universidad con el concepto de Estado Docente.

La dictadura de Pinochet, impulsó las reformas de la educación superior que castigaron a la Universidad de Chile y a la entonces Universidad Técnica del Estado, las dos únicas públicas, y sin hacer mucho ruido se dio el vamos al aumento indiscriminado de universidades privadas e institutos profesionales, sin regulaciones, ni control a las sociedades espejo, pese a contar con una figura legal que prohíbe el lucro, generando un negocio redondo a vista y paciencia de un Estado ciego, sordo y mudo. Dentro de las pocas regulaciones de Edusup, por medio del C.S.E., existía el llamado “Proceso de examinación”, sin embargo dicha regulación se limitó a controlar la autonomía de las nuevas instituciones, en el ámbito curricular y estándares de gestión, no así el financiero o de sociedades anónimas que acompañan a las Fundaciones y Corporaciones marco legal de las Ues privadas, L.O.C.E, Ley Orgánica Constitucional de Educación, N° 18.962 dictada un día antes de asumir el Gobierno de Transición Política 1990, conducida por Patricio Aylwin A.). La L.O.C.E., Ley 18.962 fue refundida y mejorada sustancialmente por la Ley 20.370 promulgada por la Presidenta Michelle Bachelet el 12 de septiembre de 2009.

La municipalización de la educación básica y media, que debilitó la educación pública hasta llevarla a niveles paupérrimos, y se implantándose el nuevo invento de la enseñanza particular subvencionada que siguió el mismo esquema de “voucher”, con la marca del modelo Neoliberal de Milton Friedman Universidad de Harvard y otros que hasta hoy prevalece también en la educación superior.

La ley de subvención escolar, ha generado un espacio para el negocio privado, quienes han optimizado las normas de mercado, generando una oferta que pone límites a la integración e inclusión escolar, asociado a criterios de segregación socio-cultural que han tratado de corregirse, con la Ley de Gratuidad, No discriminación, Inclusión Universal N° 20.845 3/mayo/2018, promulgada por la Presidenta Michelle Bachelet J,. marco legal contra-cultural, para la ya desigual sociedad chilena luego de 40 años del modelo, sin embargo en términos objetivos la norma ha llegado tarde,… pero tratando de corregir, aspectos administrativos, y financieros aun en curso, y por evaluarse. (El lucro, ha sido posiblemente uno de los aspectos más perversos que acompaña la privatización de la educación, existe un libro de autoría de Olivia Monckeberg, el negocio de la educación superior el cual describe en detalle los mecanismos usados por los grupos económico controladores de la Ues privadas,.. aún los afectados no levantan la voz en defensa de su honorabilidad nítidamente afectada. Adicionalmente los Tribunales ni el Tribunal Constitucional han colaborado al respecto, Ciego, Sordo y Mudo.

De otra dimensión, la Ley de subvenciones obliga a los establecimientos municipalizados a atender a todos los niños y jóvenes sin discriminación, aspecto loable, sin embargo, los particulares subvencionados han seleccionado sin miramientos, (según criterios institucionales aspectos socio-culturales) y generalmente con mínimas obligaciones administrativas con los docentes quienes carecen de una auténtica carrera docente, que incentive el perfeccionamiento y su desarrollo profesional.

Desde el ámbito de los recursos, la Ley impone a los sostenedores a mantener gastos fijos de administración, docentes, con ingresos variables, que dependen de la matrícula y asistencia media de sus estudiantes,….sumado a ello, es válido destacar en este análisis que los municipios han perdido anualmente miles de estudiantes, por diversas causas, ejemplo el Municipio de Valparaíso ha perdido 2.000 mil niños en su matrícula, durante el 2020, lo que significa 160 millones de pesos mensuales y 1.920 millones anuales menos en su presupuesto, sin embargo debe mantener su planta docente, asistentes de la educación, aspecto que el sector privado puede prescindir. (a principios de 1990, la educación Municipalizada representaba el 63% de la matrícula total y la Subvencionada Privada el 30%, el 7% restante es la privada propiamente tal; actualmente la Educación Municipalizada representa el 38 % la privatización ha sido un proceso agresivo y expansivo. (El estado del arte de la Educación Municipalizada, es delicado en vías de extinción, pese a las nuevas normativas, como la Ley Sep. 20.248, la 20.845 y LGE. 20.370, su agonía se prolonga en una línea de tiempo de 40 años). 

La pandemia ha generado un nuevo escenario, que agrava su frágil situación, la cual se refleja en su estructura organizacional, caracterizada por la centralización excesiva, un cruel e injusto sistema de financiamiento, un sistema de educación pública deprimido, pauperizado, docentes abandonados por el Estado, y ausencia de una misión común.

El impacto de la pandemia, atraviesa todos los niveles educacionales, el pre-escolar, básica, media y superior. La Educación superior aparece con el mayor daño, dada la liquidez de su financiamiento, totalmente entregado a las leyes de mercado, y el acotado y reducido aporte directo e indirecto del Estado, las instituciones de educación superior privada Post-80´, han sido controladas en su mayoría por grupos económicos y personas, cuyo única motivación ha sido el lucro.

Muchas de ellas no han logrado los estándares de desempeño determinados por el Consejo Superior de Educación C.S.E., una buena parte no ha logrado demostrar una estructura institucional que asegure gobernabilidad y sustentabilidad, a través del proceso de Acreditación Institucional, incluyendo en forma específica a la investigación, la extensión, la docencia, y proyectos carreras, prestación de servicios, entre otros. Otras instituciones de Edusup, han enfrentado la acreditación como un tema administrativo, y otras han intentado “comprar” dicha licencia a través de la corrupción, situación que ha trascendido a la opinión pública, lo que ha evidenciado la carencia de un propósito consistente y superior de parte de éstas respecto al desarrollo de Chile traicionando la fe pública que se les ha confiado. (El caso de la Universidad del Mar, un proyecto que nace en Valparaíso, y que alcanza rango nacional y de gran cobertura con casi 26.000 mil estudiantes, es uno de los ejemplos… existen otros, leer “el negocio de la educación superior” de M.O.M.).

El momento no es para continuar acentuando las debilidades y sombras del sistema, pero si es deber ético señalar que el sistema se verá más fragmentado y fracturado, por las demandas de los estudiantes y profesores, y la compleja situación financiera que experimentarán las universidades, y el sistema educacional en su conjunto, dada la deserción, y la frágil condición que deriva del modelo neoliberal.

Hoy situados en un escenario complejo caracterizado por un conflicto social en “pausa”, y una pandemia en desarrollo con graves consecuencias representadas por contagio en aumento y muertes de chilenos y chilenas, ambos procesos recaen sobre el sistema educacional, dejando al descubierto las débiles condiciones en que se desarrolla la labor educativa, la profunda desigualdad que representan las condiciones fundamentales para el ejercicio de la docencia, en cuanto a capacitación en Tics, carencias de soporte y recursos bajo mínimos para el trabajo “online”, ausencia de estímulos mínimos para el ejercicio de nuevas competencias y habilidades de desempeño docente para lo cual no fue capacitado en su formación inicial, adicionalmente, trabajando desde el “comedor de su casa”, con su plan de internet, su pc, “condiciones que no aseguran el desempeño profesional docente necesario principalmente, en el sector público..

La situación financiera de las Universidades, es grave, dada la naturaleza del mercado de su regulación e ingresos por vía “voucher”, según programas de financiamiento variables, como la gratuidad, proyectos de investigación, programas de equipamientos, etc., “ausencia de un presupuesto basal, que permita asegurar su labor, sin las fluctuaciones de la oferta y demanda”. (Las Universidades públicas, deben mantener plantas docentes, personal, no docente, investigación, extensión, vínculo con el medio, servicios, pese a que el “voucher” disminuya).

El estallido social y ahora la pandemia ha generado, miles de familias cesantes de clase media emergente, que hasta ayer pagaban desde su bolsillo los aranceles universitarios, lo que trae a las instituciones de educación superior, déficit millonario. En otra dimensión se han matriculado 12.000 mil estudiantes menos el 2020, sumado a ello la morosidad, el abandono de los estudiantes por causas de la docencia “online”, en los niveles de prácticas profesionales, y situación de egreso que requieren trabajo presencial.

Es en este escenario que proponemos una serie de medidas paliativas, que permitirían atenuar el grave impacto que experimenta el sistema educacional, a saber:

MESA COVID-19, EN EDUCACIÓN Y PROPUESTAS ACC.

I.-  Medidas Políticas y Técnicas, de Organización Social.

  • Convocar a los Alcaldes, actores educativos y familia. Mesa amplia, con el Colegio de Profesores en cada una de las comunas de Chile, Sostenedores, Asistentes de la Educación, Universidades, Gobierno Regionales, Directivos y los Gremios. Ampliar actores de regiones, comunas australes (Sur de Chile, Magallanes), insulares.
  • Descentralizar decisiones, facultades y recursos en las regiones y comunas.
  • Integrar el Ministerio Social, Serplac, Sename, Junji, Integra, Mineduc, Agencia de calidad con un plan socio-emocional para llevar en las Escuelas durante el 2020.
  • Preparar Comunas, sectores, escuelas que con criterios conocidos y consensuados con la comunidad puedan re-integrar a los niños y niñas al sistema con las precauciones sanitarias debidas.
  • Fijar condiciones sanitarias mínimas, y pedagógicas para el ingreso a clases.
  • Abrir los comedores escolares para uso comunitario en caso de crisis social.
  • Poner a disposición y Bajar materiales electrónicos, páginas, guías, talleres con fin formativo en tiempos de pandemia, liberados de derechos del autor.
  • En materia epidemiológica, elaborar y aplicar plan sanitario por el Ministerio de Salud descentralizado, Direcciones Provinciales y de Salud Primaria.
  • Contemplar medidas preventivas ante eventual desobediencia civil en aumento, y la delincuencia, resguardo policial a las escuelas.
  • Los aranceles universitarios no pueden excluir estudiantes por causas del “voucher”.
  • Se propone que ningún estudiante Universitario o Post-media no universitaria (CFT, IP) de la Región de Valparaíso, quede fuera de su proceso formativo por la carencia de financiamiento personal o familiar, lo que obliga al Estado a financiar, flexibilizar normas y programas para readecuar el “erario*” institucional Universitario.
  • Desde la Edusup, se puede advertir, la solicitud de los estudiantes de suspender cobro de aranceles, poder responder a la imposibilidad de pagar aranceles Edusup, por parte de estudiantes y familias dañadas por el desempleo, “Estallido, y Pandemia”.
  • Los recursos SEP, promover gastos según criterios pedagógicos y sanitarios.
  • Flexibilizar F.N.D.R., para permitir las condiciones sanitarias básicas y de alimentación, de las familias para asegurar el reintegro cuando sea factible.
  • Descentralizar la gestión de la JUNAEB, es urgente en virtud de la eficiencia y eficacia, para la entrega de alimentos, ropas, atención médica especializada de niños y niñas con dificultades de salud.

II Medidas Secreduc y Secretaria Ministerial de Salud, a nivel Regional.

  • Invertir en realidad virtual y tecnologías en las comunidades vulnerables, evitar que brecha digital se expanda, se debe invertir más recursos, cautelar y promover conectividad total 100% de los sectores postergados, entrega de notebook a la enseñanza básica, según mapa de pobreza, indicadores JUNAEB, de la pobreza.
  • Instalar mesa Covid-19, Regional con misión reflexiva, “no más de los mismo”, innovación, creatividad y un Curriculum más humano, “pandemia, una oportunidad para humanizar el Curriculum”. Promover en el Curriculum en valor de la vida, la solidaridad, la humanización, la importancia de vivir juntos, el valor del Ecosistema.
  • Proponer y responder a la solución de los problemas curriculares en adaptaciones o adecuaciones, innovando con mayor flexibilidad y acercar el Curriculum a la realidad contextual de la pandemia, con inserciones de salud, higiene y ciencias.
  • Dar más espacio al desarrollo humano, a la dimensión socio-afectiva del Curriculum, e Integrar el Ministerio Social, Sename, Junji, Integra, Mineduc, Agencia de calidad con un plan socio-emocional para llevar en las Escuelas durante el 2020. Masificar programa de Habilidades para la Vida, y Competencias para el Siglo XXI.
  • Bajar el énfasis a lo cuántico al SIMCE-PSU, con énfasis en lo cognitivo, por una educación integral. El SIMCE, debe ser contextualizado según habilidades para la vida, el instrumento es útil en el paradigma vigente, se requiere poner “in situ”.
  • Eliminar la repitencia escolar durante el 2020, y flexibilizar la normativa de evaluación escolar.
  • Fortalecer canal educativo nacional como herramienta de trabajo permanente, motivando a las profesoras y profesores a sumarse a la iniciativa y su evaluación.

III      Medidas a nivel de Escuelas.

  • Levantar diagnóstico integral de sus estudiantes según niveles, cursos, personalizados en cuanto, condiciones afectivas, emocionales, nutricionales, pedagógica, y conectividad y herramientas Tics para su integración a proceso “online”.
  • Adaptar el Proyecto Educativo flexibilizando la norma poniendo como centro la persona, el niño, niña en tiempos complejos, no son los planes de estudios, ni los sistemas de evaluación, ni la administración por importante que éstos sean, sino que es la persona.
  • Diagnosticar realidad docente en capacitación para la práctica docente en sistema “online”, desde lo pedagógico y de las políticas de inclusión.
  • Optimizar el trabajo de las duplas-psico-sociales de las escuelas, adscritas a la ley sep., profesionales contratados con la ley N° 20.248, psicólogos, trabajadores sociales, educadores diferenciales, psicopedagogos, para diagnosticar ámbitos socio afectivos, y desarrollo de habilidades para la vida. Poner énfasis en la contención afectiva, con el mayor profesionalismo.
  • Planificar un plan de trabajo para ajustar trabajo docente según escenarios posibles adaptando el Curriculum, según objetivos fundamentales y estrategias metodológicas “ad hoc”.
  • Elaborar Plan referido a condiciones sanitarias mínimas, y pedagógicas para el ingreso a clases, con supervisión de la autoridad sanitaria de la región.
  • Instalar plan formativo, con foco personalizado más que en lo cognitivo, combinar evaluación con notas visibilizando actitudes, esfuerzo, trabajo en equipos, evaluaciones formativas, incrementando gradualmente hasta combinar evaluaciones sumativas con cualitativas.
  • Readecuar plan de trabajo 2020, proponer nuevas metas y acciones del Plan de Mejoramiento Educativo 2020, P.M.E, Ley SEP, tratado con los profesores y Equipo de Gestión Escolar.
  • Proyectar y continuar al año 2020, combinando clases presenciales con clases “online”, “desafío pedagógico”.

*- Conjunto de haberes, bienes y rentas pertenecientes al estado.

#PandemiaenChile, #EducaciónenChile, #ModeloNeoliberalenChile, #Neoliberalismo

Luis Chandía Ruiz

ACC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .